×
Share
Diario 04.11.2021

Conversatorio La Cultura se cuela en la UCI Pediátrica

Un evento significativo, que tuvo lugar el pasado 23 de octubre en la Universidad de La Laguna de Tenerife, marca el resto del camino para este tramo final de la concomitancia.



El pasado 23 de octubre, la concomitancia canaria UCI Pediátrica reunió en el Parainfo de la Universidad de La Laguna, a su mediador, Felipe G. Gil, junto a tres de los cinco comitentes, -Quique Chinea, Lili Quintero y Ruymán Miranda-, y tres de los cuatro artistas del proyecto, -Elena Cabrera, directora del podcast; Miguel López El Hematocrítico, creador de la historia gráfica junto a la ilustradora canaria, Cynthia Hierro; y el arquitecto, Artemi Hernández, que liderará la construcción una biblioteca móvil-, en un conversatorio público que abarcó un intercambio sobre prácticas participativas y mediación, así como algunas de las claves que definen a este proyecto a caballo entre lo social, lo artístico y lo sanitario.

La ocasión de tener, por primera vez, a todo el equipo que lleva trabajando más de tres años en el proyecto y que ha ido ampliándose con la incorporación de los artistas a lo largo de este 2021, se celebró con dos sorpresas a la audiencia que les acompañó. Por un lado, la emisión del teaser de la temporada del podcast, que lleva ya tres de los cinco capítulos completos y entra en la fase final de su producción; y por otro, la retransmisión y grabación de la cita en streaming (link aquí), para convertirla en el sexto capítulo que completará la colección del podcast. 

La comitente, Lili Quintero, en una parte de su intervención.

“Un hospital es un sitio donde hay dolor, pero sobre todo donde hay personas en proceso de sanar, de curarse. Y, sobre todo, hay muchas personas cuidando de otras”, arrancaba el mediador en su intervención. Así, a través de cuestiones como ¿qué recuerdo tenéis de vuestra infancia donde alguien estuviera cuidando de vosotros y vosotras?, ¿cómo convertir ese lugar hostil en un entorno acogedor?, ¿creéis que la cultura puede ser sanadora? o ¿qué situaciones habéis vivido, donde habéis sentido que lo artístico o creativo afectaba a vuestro estado emocional y os acompañaba en una situación complicada?, la conversación fue reconstruyendo el perfil profesional del personal de enfermería, comitentes del proyecto, y las herramientas de su día a día, perfilándose con claridad la realidad de su trabajo, sus necesidades y carencias. Además, de la mano de la narrativa de los artistas se señaló cómo la cultura y el arte puede ayudarles a conectar emocionalmente con los pequeños pacientes ingresados y sus familiares. 

El mediador, Felipe G. Gil, unos minutos antes de arrancar el conversatorio.

Todo esto, con la labor de mediación y guía desarrollada desde el propio proyecto de Concomitentes, liderada por Felipe G. Gil, como una forma de encauzar un recorrido tan emocionante como no falto de obstáculos y retos: “Cuando nos referimos a que la cultura es un bien común nos referimos a que es necesario dejar de hablar para ‘nosotros’ si queremos ser de ‘todos’. No se trataría tanto de tender puentes desde la cultura a otras instancias o áreas de conocimiento sino cavar túneles que permitan tejer alianzas entre un mundo y otro. La mediación cultural, que ha sido nuestro rol en el proyecto, consiste en construir un lenguaje común entre lo sanitario y lo artístico”, explicaba Felipe G. Gil en una de las partes clave de su intervención, casi cerrando la sesión. El mediador añadió: “Cuando la cultura arraiga en otros procesos el impacto sobre las vidas de las personas es mucho más significativo. La cultura entonces deja de ser autónoma e inútil como argumentan quienes no entienden este potencial, para ser, como dijo Belén Gopegui, no una parte del mundo, sino la expresión del mismo, para estar en todas partes y en ninguna”.

Un evento significativo que marca el resto del camino para este tramo final de la concomitancia.

Para ver la galería de fotos del evento, pulsa aquí.